José Maria Iglesias

[…] el juego de fondo y forma, resuelto felizmente por la artista, es uno de los pilares en que descansa la gran fuerza expresiva de estas obras. El color fija distancias, establece gradaciones y nos sitúa automáticamente en el escenario en que se producen los hechos. La madera no deja de ser madera. Este respeto al material, que justifica su uso, es otra de las cualidades que quiero resaltar. En suma en estas obras hay una conjunción de elementos materiales y técnicos al servicio de la Idea y del espíritu […]

José Maria Iglesias
Madri, 1969

VOLTA